lunes, 13 de diciembre de 2010

Seguramente sea sólo por hoy ,pero no me alcanzan 140 caracteres...

La frase que da nombre al blog (de origen aristotélico, peronístico o pintada en un paredón) también titulaba a otro, dado de baja en medio del desencanto (con la vida, con los votantes, con el fracaso del temón 'Compañero', etc.).  Tal vez siempre omití agregar la explicación foucaultiana de la verdad que hice mía: la verdad se construye a la luz de las relaciones de poder y éste es producto del entramado de relaciones sociales....Y como el poder no es sinónimo de poder estatal (muchas veces de modo más obvio que otras) y como donde hay poder hay resistencia, todos de un modo u otro resistimos, construimos poder o realidad. Claro que hay Grupos y corporaciones que construyen y otros que resistimos. No profundizo para no hacer agua, sólo esa simple aclaración. Es un buen momento para seguir resistiendo y tratar de invertir la relación de fuerzas. Siete años de gobierno no garantizan nada, no de modo definitivo. Mientras un Estado no pueda imponer las leyes que sancionan los'representantes del pueblo' (hablo de la Ley de Medios particularmente y sí, a veces uso esas ficciones como cuasi-abogada que soy) el poder va a seguir estando en otro lado.